viernes, 20 de abril de 2012


MATRIMONIOS CRISTIANOS 

RE ORDENANDO LA 

ECONOMIA FAMILIAR



CLASE XII. “REORDENANDO LA ECONOMIA FAMILIAR”
REVISION DE LA TAREA:

    ¿QUIEN DEBE MANEJAR LAS FINANZAS DE LA FAMILIA?
    ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UNA BUENA PLANIFICACION, Y CUALES LAS CONSECUENCIAS DE UNA MALA?
    INTRODUCCION: COMO HEMOS VENIDO ESTUDIANDO EN ESTOS TEMAS FINANCIEROS, NOS HEMOS DADO CUENTA DEL GRAN DAÑO QUE LE HEMOS CAUSADO A NUESTRA RELACION MATRIMONIAL, DEBIDO A LA IGNORANCIA, O A LA DESOBEDIENCIA DE LOS PRINCIPIOS QUE DIOS HA ESTABLECIDO PARA TENER ARMONIA. DE LA MISMA MANERA, ATRAVEZ DE ESTE ESTUDIO, SEREMOS CAPACES DE CONOCER LAS GRANDES VENTAJAS DE LA PLANEACION Y DEL ORDEN DIVINO EN UNA GRAN AREA DE CONFLICTO, COMO LO ES LA ECONOMIA.
  • ¿QUIÉN DEBE MANEJAR LAS FINANZAS EN LA FAMILIA?

    1. 1 PED. 3:1-2, 1 TIM. 2:11-12, EFE. 5:22-24. ESTOS PASAJES POR SI MISMOS NOS HABLAN DE QUIEN ES RESPONSABLE DELANTE DE DIOS POR LA ADMINISTRACION Y GOBIERNO DEL HOGAR. Y MAS QUE UN PRIVILEGIO O CAUSA DE GOZO PARA EL HOMBRE, ES MAS BIEN DE COMPROMISO Y TEMOR DE DIOS POR TAN EXIGENTE RESPONSABILIDAD, YA QUE ALGUN DIA COMO LIDERES O CABEZAS DE NUESTRA FAMILIA, TENDREMOS QUE DARLE CUENTAS A EL, POR TODO LO QUE NOS CONFIO.SIN EMBARGO, EL HOMBRE PUEDE DELEGAR ESTA FUNCION A SU ESPOSA, DE MUTUO ACUERDO, Y SIN QUE ESO LE RESTE RESPONSABILIDAD O AUTORIDAD. PROV. 31:11

    2. ¿CUÁLES SON LOS BENEFICIOS DE UNA BUENA PLANIFICACION?

    1. SE GLORIFICA A DIOS. 1 COR. 10:31
    2. EL DESARROLLO DE LA RELACION MATRIMONIAL ES LIBRE DE PRESIONES ECONOMICAS.

    3. SE EVITAN GRANDES CONFLICTOS Y ENFRENTAMIENTOS CON LA PAREJA E HIJOS.


    4. EXISTE MAYOR LIBERTAD PARA DEDICAR TIEMPO AL CONOCIMIENTO DE DIOS.


    5. SE DA TESTIMONIO A UN MUNDO EN CRISIS.


    6. SE PUEDE ABUNDAR EN TODA BUENA OBRA, Y BENDECIR A OTROS. ECL. 5:19,

    STG. 3:13



    1. CONSECUENCIAS DE UNA MALA PLANIFICACION.



    1. TENSION, CONFLICTOS Y DISCUCIONES.


    2. FALTA DE DISCIPLINA.


    3. GASTOS IMPULSIVOS.


    4. DEUDAS.


    5. ENFERMEDAD.

    CONCLUSIÓN: SI TU NO TIENES UNA BUENA PLANEACION FINANCIERA, NO TE DESESPERES, DIOS TE PUEDE AYUDAR.


    1. BUSCA A DIOS Y PON TODO EN SUS MANOS.


    2. CUMPLE CON LO QUE DEMANDA DE TI.


    3. DISTRIBUYE TUS GASTOS DE ACUERDO A PRIORIDADES.


    4. PIDE ASESORIA A UN CONSEJERO CRISTIANO. ROM. 13:8


    TAREA PARA LA PROXIMA CLASE:


    1. MENCIONA DOS CONSEJOS PRACTICOS PARA OPTIMIZAR EL MANEJO DE TU DINERO.


    2. ¿COMO PUEDES EVITAR EL ENDEUDAMIENTO?

    EL MATRIMONIO Y LA ECONOMÍA.

    Para muchos matrimonios es difícil ponerse de acuerdo sobre las finanzas del hogar.  Por lo general una persona gasta o ahorra más en comparación a su cónyuge o tiene una visión diferente sobre cómo manejar el dinero.  Debido a factores como estos, muchas parejas tienen constantes peleas sobre el dinero del hogar.  En no poder reconciliar las diferencias sobre el dinero puede causar serios problemas en las finanzas del hogar y dañar su matrimonio.


    El ponerse de acuerdo con su pareja sobre lo que es una buena mayordomía financiera puede ser un proceso difícil si no usan las herramientas adecuadas.  La frustración de no poder entenderse da lugar a discusiones, peleas, enojo y muchas otras acciones negativas.  Lo bueno es que existen maneras en las cuales se pueden evitar las discusiones y llegar a un acuerdo financiero con su cónyuge.



    A continuación le queremos dar algunos consejos sobre cómo solucionar las diferencias financieras con su pareja.  Estas herramientas están creadas para ayudarle a encontrar un acuerdo financiero que sea de mutuo agrado para usted y su cónyuge.
    • Busquen a Dios.  ¡Qué bueno es saber que cuando tenemos problemas con nuestra pareja, Dios está allí para ayudarnos a resolver esas diferencias que pueden herir el matrimonio! Aunque muchos casados saben esto, pocas parejas oran para que Dios les ayude a llegar a un común acuerdo sobre las finanzas del hogar.  A Dios le interesa que en su matrimonio no existan problemas sobre las finanzas ya que estos problemas eventualmente van afectar negativamente al hogar.  Como matrimonio tomen el tiempo para orar, leer la Biblia y pedirle a Dios para que les ayude a ponerse de acuerdo sobre el mejor uso del dinero.  Con la ayuda de Dios ustedes van a lograr ser buenos mayordomos de sus finanzas y su matrimonio se fortalecerá.
       
    • Usted ya no es soltero.  Normalmente, antes de casarse, las personas ya han establecido patrones financieros y están acostumbrados a manejar el dinero como mejor les parece.  Por lo general usan el dinero sin tener que dar cuenta a otros sobre el estado de sus finanzas personales.  Al casarse esto cambia porque ahora "ya no son dos, sino uno".  Sus acciones financieras ya no sólo le afectan a usted sino que también afectan a su pareja.  Por ejemplo, sus deudas, mal crédito y falta de pago, tarde o temprano afectarán negativamente a su cónyuge.  Por lo cual es necesario que cada vez que usted gasta y ahorre, piense que ya no está solo sino que sus acciones financieras pueden afectar positivamente o negativamente a su pareja.
       
    • No se compare con otros matrimonios.  Algunas parejas tienen problemas en sus finanzas porque viven imitando lo que otros matrimonios hacen.  Desarrollan hábitos financieros alrededor de lo que hacen los vecinos, colegas, amistades o incluso familiares.  El compararse con otros matrimonios es un error porque cada pareja es única. Factores tales como ingresos, edad, educación, personalidad y varios otros factores hacen que cada matrimonio sea diferente.  Por lo cual lo que funciona para un matrimonio puede ser que no funcione para otro. Dicho esto, aconsejamos que en lugar de imitar lo que otros hagan, tomen el tiempo de conocerse como matrimonio.  Es importante que usted y su cónyuge sepan cuales son sus similitudes y diferencias referentes a las finanzas del hogar. Entre más se enfocan en su matrimonio, y no lo que hacen otros, usted estará mejor preparado para crear un plan financiero que se conforme a las particularidades de su hogar. 
       
    • Definir prioridades.  Como matrimonio deben decidir cuales son sus metas financieras.  Puede ser que su meta sea el pagar sus deudas, el comprar un auto, comprar una casa o estar preparados para tener hijos.  Incluso puede ser que su meta como pareja sea el pasar un buen tiempo o viajar.  Sin importar cual sea su meta financiera es importante que hable con su pareja y juntos lleguen a un acuerdo de cuales van hacer las prioridades financieras en su matrimonio.
       
    • Formen un presupuesto.  Evite  que en su hogar haya confusión sobre cuánto es lo apropiado o inapropiado de gastar o ahorrar.  Forme un presupuesto con su cónyuge y pongan por escrito cuánto van a gastar, a ahorrar, donar o invertir por mes.  Al crear su presupuesto, sean razonables; sus metas presupuestarias deben ser alcanzables tanto para usted como para su pareja.  El tener un presupuesto le ayudará a evitar confusiones y le dará una mejor idea de cuales son las obligaciones financieras mensuales que como matrimonio deben cumplir.
       
    • No se den por vencidos.  Muchas veces las parejas tratan de hacer cambios y llegar a un acuerdo sobre las finanzas pero pronto regresan a tener problemas.  Habitualmente esto pasa porque las parejas no cumplen con las metas financieras que se han trazado.  Estas personas piensan que ya hicieron el intento de tener un presupuesto o un plan financiero y es algo que  no va a funcionar en su matrimonio.  Por lo consiguiente se dan por vencidos y regresan a los patrones financieros del pasado.   Es importante que usted se de tiempo.  Como matrimonio están aprendiendo a cambiar y a formar hábitos financieros que le ayudarán a alcanzar sus objetivos.  Si acaso no pudieron cumplir las metas que se trazaron durante el mes, no se den por vencidos; Traten de nuevo al siguiente mes.  Puede que al principio no logren todas sus metas pero con el tiempo y la práctica, eventualmente lograrán lo que se han propuesto. 
    Es muy importante que usted y su cónyuge puedan ponerse de acuerdo sobre sus finanzas.  Al llegar a tener una armonía financiera en el hogar, su estado financiero, su estado matrimonial, e incluso espiritual, se beneficiarán.  

    Textos para meditación:
    • Proverbios 29:18 - Donde no hay visión el pueblo perece.
       
    • Eclesiastés 4:9Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo.
       
    • Mateo 12:25 - Todo reino dividido contra sí mismo, es asolado, y toda ciudad o casa dividida contra sí misma, no permanecerá.
    Las finanzas en la familia cristiana

     Dentro del hogar de la familia cristiana existen algunos temas que son difíciles tratar. Un de ellos es las finanzas. ¿De que manera se debe distribuir el dinero?, ¿Qué cosas se deben comprara cada quincena?, ¿Qué cosas no son lo suficientemente importantes como para comprarlas en esta quincena? Estas y otras preguntas son muy comunes en los hogares. Ya sea que, sea un matrimonio con 25 años de casados o una pareja que recién empiezan su vida juntos. Casi todo nosotros necesitamos ayuda y orientación en esta área.
          En este estudio veremos algunos principios que la Biblia nos enseña en cuanto al manejo adecuado de las finanzas.
           En el libro de Proverbios encontramos ciertas directrices que nos pueden ser útiles para evaluar que cosas son importantes y cuales no al momento de gastar. En este estudio evaluando algunos pasajes que nos dictan en donde debemos invertir nuestro dinero.

    1. Honrar a Dios con bienes (Pr 3:9–10.)
    Lo primero que encontramos en le libro de Proverbios, que nos habla sobre las finanzas son estos dos pasajes los cuales dicen:
    Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.”
    Antes de entrara a examinar este pasaje será bueno reflexionar acerca que como inicia este pasaje. En el versículo 1 y 2 de Proverbios 3 leemos “Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos; Porque largura de días y años de vida Y paz te aumentarán.
    Al leer Proverbios 3:9-10, comenta el autor, me sentí retado. Pero cuando regrese al versículo 1 y 2. Realmente fui conmovido. En alguna oportunidad yo pude compartir un tema que se enfocaba en Proverbios 3:9-10 y retaba a los jóvenes a darle a Dios lo que a Él le pertenecía. Pero al leer los vs. 1 y 2 me doy cuenta que esto no solo se trata de darle a Dios lo que le pertenece. Sino de que el ser obediente a estos mandatos producirá “largura de días y años de vida y paz.” Hago la salvedad que no deseo predicar compartir una teología de la prosperidad. Sin embargo, si me impresión; lo que el texto habla. Dando a mí pensar, una promesa que esta seguida por un mandato. Esto refiriéndome a los vs. 9 al 10. Partiendo de la promesa anterior estudiemos Proverbios 3:9-10.
    Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.”
    La palabra “bienes” es muy fácil de comprender pues este término se conoce y se utiliza en nuestra cultura. Sin embargo, la palabra “primicias” podría provocar algo de duda en cuanto a su significado. Como consecuencia se dirá que Primicias se refiere a la práctica de dar para el uso de Dios la primera y mejor porción de la cosecha (Deuteronomio 26.9–11).
    Muchas personas le dan a Dios las sobras. Si pueden donar algo, lo hacen. Sin embargo, es mejor dar a Dios la primera parte de nuestras entradas. Esto demuestra que Dios, no las posesiones, tienen el primer lugar en nuestra vida y que nuestros recursos pertenecen a Él(solo somos administradores de los recursos de Dios). Dar primero a Dios nos ayuda a conquistar la ambición, administrar debidamente los recursos de Dios y nos abre la puerta para recibir sus bendiciones especiales.
    Por consiguiente, la pareja debe cuidarse de no caer en la mentaría de la ambición que dice: que mientras más guarden mas tendrán. Hago la salvedad que el guarda dinero (ahorrar) no es mala. Lo que es malo es querré guardar lo que le pertenece a Dios (las primicias). Algunas parejas dicen. ¡No! la verdad; mejor demos el diezmo hasta fin de mes, cuando hayamos pagado todas nuestras cuentas.
    Es gracioso: pero las parejas que opinan así. Muy probablemente a fin de mes no puedan dar nada. Como cristianos debemos tomar conciencia de que el darle a Dios las primicias es importante. ¿Por qué? Bueno, porque es algo que le pertenece.
    Una ilustración de esto es algo que viví hace menos de un mes. El 24 y 25 de noviembre. Mi iglesia realizo un campamento de jóvenes.
    Para enfocarnos en lo importante puedo decir que antes del campamento hicimos muchas veces las cuentas. Y el campamento siempre salía con deuda. Un día antes, hice por ultima vez las cuentas, y los resultados me dieron que tendríamos una deuda de más 2,000 Quetzales al finalizar el campamento.
    Comparto esto porque uno mes antes del campamento una amiga la cual se llama Lourdes (ella era la encargada de las finanzas) sintió el deseo en su corazón de que como ministerio sembramos (diezmáramos). Cuando ella compartió su idea con los otros que estábamos encargados, nos pusimos de acuerdo y ese mismo domingo diezmamos la cantidad de 45 Q. Eso porque en el fondo del ministerio teníamos 450 Q.
    Para no hacer larga la historia el día domingo 25 cuando termino el campamento. Tuvimos una ganancia de: 2,405 Q. alguien tal vez dirá. Bueno, de repente y hicieron mal las cuentas. La verdad: no lo creo.
    Ese día vimos como El Señor multiplico 53 veces eso 45 Q. ¡Es muy importante el darle al Señor las primicias de nuestros frutos! Como dice el Pastor Jorge Hernández Toca. “Yo le doy a Dios con mi palita que es chiquita y el me da con su pala que es grande.”
    Así que: “Honra a Jehová con tus bienes, Y con las primicias de todos tus frutos; Y serán llenos tus graneros con abundancia, Y tus lagares rebosarán de mosto.” Animo, a las parejas. Honremos a Jehová dándole lo que le pertenece. Honrémosle con nuestros bienes y nuestras primicias.
    2. Se dadivoso con tu prójimo (Pr 3:27-28)
    No te niegues a hacer el bien a quien es debido, Cuando tuvieres poder para hacerlo. No digas a tu prójimo: Anda, y vuelve, Y mañana te daré, Cuando tienes contigo qué darle.”
    ¡Cuidado! No hay que irse a los extremos. Al hablar de ser dadivosos se podrá decir que se debe evaluar en que manera puedo ayudar a otros. Hay que esta consiente de que la Palabra de Dios NO manda a repartir todo lo que tengamos. Debemos dar a otros, pero también debemos ser buenos administradores de los recursos que el Señor nos ha encomendado.
    La pareja debe tomar en consideración este principio. Y aplicarlo en su hogar. “Hijo mío, no te olvides de mi ley, Y tu corazón guarde mis mandamientos.”
    Una forma que podría ser útil a la hora de dar a otros es que dentro de su presupuesto la pareja estime un cierto porcentaje mensual para ayudar a otros. Este porcentaje se puede destinar para ayudar a algún lugar que realice obras sociales en su comunidad, o para ayudar a un hermano de su iglesia, o a algún ministerio dentro de la iglesia.
    En cuanto al porcentaje. Es importante expresar que deberá ser el que la pareja en mutuo acuerdo estime luego de haber buscado dirección en el Señor.
    Ante todo se debe recordar lo que dice Proverbios 11:24 que: “El alma generosa será prosperada; Y el que saciare, él también será saciado.” También podemos leer como dice en La Biblia traducción en lenguaje actual “Quienes son generosos, reciben en abundancia; quienes ni sus deudas pagan, acaban en la miseria.”
    Proverbios 19:17 dice: “A Jehová presta el que da al pobre, Y el bien que ha hecho, se lo volverá a pagar.” La Biblia Palabra de Dios para Todos en este mismo pasaje dice lo siguiente: “Ayudar al pobre es hacerle un préstamo al Señor; Dios mismo te recompensará.”
    A demás Proverbios 22:9 dice “El ojo misericordioso será bendito, Porque dio de su pan al indigente.” La Biblia Las Américas lo traduce: “El generoso será bendito, porque da de su pan al pobre.”
    Proverbios 28:27 “El que da al pobre no tendrá pobreza; Mas el que aparta sus ojos tendrá muchas maldiciones.”; La LBLA dice: “El que da al pobre no pasará necesidad, pero el que cierra sus ojos tendrá muchas maldiciones.”; Otra traducción la PDT dice: “El que ayude a los pobres siempre tendrá lo necesario; el que se niegue a ayudarlos pasará muchas dificultades.” Así que: Debemos ser generosos.
    Conclusión
    Al terminar este estudio es muy importante que se recapitulen eso dos puntos importantes que dictamos en cuanto a en donde deben invertir el dinero las familias cristianas:
    § Honrar a Dios con los bienes (Honrémosle con nuestras bienes y nuestras primicias)
    § Ser dadivoso con el prójimo (Debemos ser generosos).
    Por otra parte, no quedando más que decir que: recordemos que la palabra de Dios es viva para quienes la oyen y la ponen en práctica. Bien lo dijo alguien alguna vez: “el mejor comentario de la Biblia es una persona que lo pone en práctica”. Así que animo.

    Sécase la hierba, marchítase la flor, mas la palabra del Dios nuestro permanece para siempre.” Isaías 40:8


    FINANZAS Y MATRIMONIO

    La crisis financiera es una de las mayores causas de división en una relación de pareja. Los desacuerdos a la hora de comprar, el deseo de tener más, la toma de decisiones sin consentimiento del otro, las deudas y la preocupación por los pagos cuando el dinero no al
    canza, llevan a descargar en el otro la culpa, el enfado o la responsabilidad. Es importante tener en cuenta los siguientes aspectos, para evitar que las finanzas se vuelvan un motivo de conflicto dentro del matrimonio:

    ¿Por qué crear un presupuesto familiar?
    “Asegúrate de saber cómo están tus rebaños; cuida mucho de tus ovejas; pues las riquezas no son eternas ni la fortuna está siempre segura” Proverbios 27:23,24Este mes no me alcanzó el dinero ¿En qué me lo gasté? Es una pregunta que no se haría si elaborara un presupuesto familiar por escrito. Crear y llevar un presupuesto es hacer cada mes una lista de los ingresos y restar los gastos, para poder controlar cómo, cuándo y cuánto puede gastar.


    ¿Por qué administrarlo juntos?
    “Mejores son dos que uno; porque tienen mejor paga de su trabajo” Eclesiastés 4:9
    Desde el momento del matrimonio el dinero dejó de ser “lo tuyo y lo mío” y se convirtió en lo “nuestro”, así que todas las decisiones que tomen por separado, en cuanto a cómo invertir o gastar el dinero, afecta su presupuesto familiar y con el tiempo su relación de pareja.
    La mejor manera de tener sanidad financiera, es hacer un sólo presupuesto para la familia, así la pareja tendrá un conocimiento total del verdadero estado financiero y el dinero podrá ser mejor invertido. Juntos, tomando las decisiones correctas, aportando ideas y haciendo acuerdos, pueden crecer y planificar mejor las finanzas. Se disminuyen los riesgos de malas inversiones, se controlan las compras compulsivas y se reduce el uso de la tarjeta de crédito, se establecen prioridades y se fomenta el ahorro.

    El trabajo en equipo para administrar el dinero dentro del matrimonio, se hace indispensable para sacar adelante los proyectos que se propongan. Produce solidaridad, mejora la comunicación, se comparte la responsabilidad y elimina futuros roces. Cuando se equivoquen lo harán juntos y no se reprocharan, cuando acierten se felicitarán el uno al otro.

    ¿Cómo equilibrar los gastos del hogar?
    Hay quienes pretenden ser ricos, y no tienen nada” Proverbios 13:7ª

    Cuando se elabora un presupuesto, lo más sabio es poner en orden los gastos de primera necesidad y luego los que no lo son, incluir el pago de las deudas y ajustarlo de tal manera, que se logre destinar un porcentaje para ahorro. A veces se lleva un estilo de vida superior al que se puede y se adquieren compromisos y deudas demasiado altas en comparación con los ingresos.

    No guardar un equilibrio en el presupuesto conducirá a un futuro fracaso financiero.

    Las deudas, un enemigo de las finanzas

    … y el que toma prestado es siervo del que presta” Proverbios 22:7

    “El que no tiene cultura de ahorro, tiene cultura de deuda” Cuando usted compra a crédito, no es dueño de lo que tiene hasta que lo pague totalmente. Sea un buen administrador, pague sus deudas y no adquiera otras, en lo posible ahorre hasta completar el total de su compra y su dinero le rendirá más.

    Cuando hay un proyecto que necesariamente requiera crédito, evalúe junto con su pareja todas las posibilidades y proyecten dentro del presupuesto las cuotas a pagar, porque las deudas no planificadas son un enemigo de la prosperidad, carcomen los ingresos y usted gasta lo que no tiene.

    Aparte la porción para Dios

    “Traigan íntegro el diezmo para los fondos del templo, y así habrá alimento en mi casa. Pruébenme en esto —dice el Señor Todopoderoso—, y vean si no abro las compuertas del cielo y derramo sobre ustedes bendición hasta que sobreabunde” Malaquías 3:10
    Todo lo que usted recibe es porque Dios se lo ha dado y la única forma de corresponderle es dando su diezmo y ofrenda. Cuando usted es obediente en este mandato, sus finanzas recibirán la bendición de Dios.

    REFLEXION:

    Revise permanentemente su presupuesto familiar. Pídale a Dios sabiduría para ser un buen administrador del dinero que El le ha dado.



    Principios De Vida Financiera 
    En El Matrimonio
    La ignorancia o desobediencia a los principios de vida bíblicos en las finanzas, generan desorden, caos y pobreza!
    Los problemas financieros es una de las razones más comunes de divorcio en la actualidad. No saber manejar las finanzas en el hogar es una amenaza a la estabilidad familiar.
    1/ El amor al dinero es la raíz de todos los males. I Timoteo 6:10 El primer principio fundamental para tener finanzas saludables es no amar el dinero ni las posesiones materiales. La sociedad de consumo en que vivimos y la envidia ocasionan gastos y compromisos que muchas veces exceden las posibilidades de la familia. Nunca te aferres al dinero, usalo como un instrumento de bendición.
    2/ Busca primeramente el Reino de Dios y su justicia y todas las cosas te serán añadidas. Mateo 6:33. Esta es una hermosa promesa de Dios para que antes que el dinero, busquemos con mas esfuerzo obedecer las leyes del Reino de los Cielos que es la palabra de Dios.
    Primero obediencia a los principios de vida y despues bendición financiera. Malaquias 3:10, 2 Corintios 9:7. Sean obedientes, fieles, justos y correctos con sus diezmos y ofrendas conforme la enseñanza bíblica; no solamente en la Iglesia, sino siendo generosos con los que necesitan a su alrededor.
    Cuando decidimos vivir sobre estos principios estamos honrando a Dios y no permitiendo que el dinero nos maneje a nosotros, sino nosotros a el. Estas prácticas nos generan paz y gozo y a su tiempo prosperidad financiera.
    3/ Proverbios 10:4La mano negligente empobrece, pero la mano de los diligentes enriquece. Dios no bendice a vagos. Se debe trabajar honradamente y diligentemente aunque trabajes para otros. Trabajar con esfuerzo pero no en exceso. El tiempo de trabajar es para trabajar y el de la familia es de la familia, y el tiempo de descansar es para descansar. No se debe abusar del tiempo que corresponde a cada quien.
    4/ Vivan conforme a su realidad de ingresos actual. Manejen sus finanzas con un presupuesto y sean disciplinados al cumplirlo. El presupuesto debe incluir forzosamente al menos un 10% de ahorro cada mes. Establezcan prioridades. Lo más importante primero. Diezmos y ofrendas, impuestos, vivienda, ropa y comida, estudios, otros.
    El buen manejo del orden de prioridades nos permitirá prosperar más y más rápido.
No comprometan el dinero que no han recibido. No compren ni gasten nada antes del tiempo correcto,  sino después de haber pagado sus deudas y cubierto sus necesidades más importantes. Si esperan el tiempo de Dios, podrán disfrutar más y mejor de las oportunidades que EL les mostrará.
    5/ El Hombre debe ser el proveedor o al menos el mayor proveedor del Hogar, para que su esposa pueda dedicarse mayormente a la función mas importante de su vida que es cuidar de la familia.
    No obstante en los tiempos actuales es un poco difícil lograr salir adelante sin el apoyo de las esposas. A pesar de esto, el hombre debe asumir la responsabilidad que le corresponde y esforzarse al máximo sin descuidar el tiempo de su familia. Las finanzas deben ser manejadas en conjunto con una sola cuenta de banco y un presupuesto que debe ser manejado con mucha disciplina.
    Si no han manejado sus finanzas sobre estos principios, oren, pidan perdón a Dios y tomen la decisión de manejar sus finanzas de ahora en adelante sobre estos principios bíblicos.
    Tu matrimonio y tu familia es el regalo mas preciado que Dios te ha dado. Cuídalo!
    Luis y Hannia Fernandez.

    No hay comentarios:

    Publicar un comentario en la entrada